Lima. La ministra de Energía y Minas, Rosa María Ortiz, destacó la reciente inauguración del Proyecto “Línea de Transmisión Machupicchu-Abancay-Cotaruse en 220 mil voltios”, ubicado la provincia de Abancay y dijo que este permitirá mejorar la confiabilidad del suministro de energía eléctrica en el sur y el Sistema Eléctrico Interconectado Nacional (SIEN).

Asimismo, señaló que contribuirá al transporte de la generación de energía de las Centrales Hidroeléctrica Santa Teresa y Machupicchu al Sistema de Transmisión Sur, y podrá conectar futuras Centrales de generación y líneas de transmisión.

La Línea de Transmisión en 220 kV cruza los departamentos de Cusco y Apurímac, y tiene la capacidad suficiente para evacuar toda la generación de energía de las centrales hidroeléctricas Santa Teresa y Machupicchu, algo que no podía ocurrir con las instalaciones existentes que no tienen capacidad suficiente para transportar toda la energía que pueden generar ambas centrales.

Asimismo, la línea de transmisión de 197 Km de longitud, de una capacidad de alrededor de 500 MVA, permitirá la conexión de futuras centrales de generación eléctrica, y por medio del (SEIN) podrá llevar energía a otras zonas del país, brindando mayor confiabilidad en el suministro eléctrico en el Sistema de Transmisión Sur.

El proyecto comprendió la construcción de las subestaciones Suriray, en Cusco, y  Nueva Abancay, en Apurímac, ambas en 220 kV; así como la ampliación de las subestaciones Machupicchu II y Abancay existente, ambas en 138 kV, y la ampliación de la Subestación Cotaruse, en Apurímac, en 220 kV.

Además se construyó un enlace de 8 km entre la Subestación Machupicchu II y la Subestación Suriray en 220 kV,  así como un enlace de 0,5 km en 138 kV, entre la Subestación Nueva Abancay y la Subestación Abancay existente.

Para la construcción de líneas de transmisión y subestaciones del proyecto se generaron alrededor de 2,000 puestos de trabajo y se realizaron inversiones en el orden de 4.3 millones de nuevos soles como concepto de apoyo social.

Las obras que forman parte de la Línea de Transmisión en 220 Kilovoltios (kV) Machupicchu – Abancay - Cotaruse y las subestaciones asociadas, involucró una inversión de más de 100 millones de dólares a cargo de la empresa Consorcio Transmantaro.