Una nueva terminal para la importación de gas natural licuado cercana a Buenos Aires está lista para recibir los primeros embarques, luego de culminar con las pruebas a comienzos de mes, dijo este martes a Reuters una fuente cercana con las operaciones.

La planta, ubicada a 48 kilómetros de Buenos Aires, fue construida por un consorcio formado por la petrolera estatal Enarsa y la española Repsol-YPF, e involucra tecnología ofrecida por Excelerate Energy.

El proyecto, conocido como Escobar GNL, duplicará la capacidad de importación de gas natural licuado de Argentina, en momentos en que aumenta la demanda del recurso natural y disminuye la producción doméstica.