Santa Cruz. El presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Guillermo Achá, informó este viernes que los proyectos en ejecución, entre ellos, la nueva Unidad de Reformación Catalítica en Cochabamba y la nueva Unidad de Isomerización en Santa Cruz, permitirán a partir de este año entregar al mercado nacional 40 millones de litros de gasolina especial, cada mes, permitiendo que Bolivia sea autosuficiente en ese carburante.

Achá explicó que esa producción permitirá que el país sea autosuficiente en el abastecimiento interno de gasolina especial.

"La gestión 2015 será un año histórico para YPFB y para el país porque se concluirán estos dos proyectos que nos permitirán incrementar la oferta de gasolina especial al mercado interno en 40 millones de litros por mes, permitiéndonos ser autosuficientes en el abastecimiento de este producto", explicó Achá, citado en un boletín de prensa.

La construcción de la nueva Unidad de Reformación Catalítica, que se instala en la Refinería Gualberto Villarroel de Cochabamba, se inició el 12 de septiembre de 2014 de manera simultánea con la Nueva Unidad de Isomerización en la Refinería Guillermo Elder Bell de Santa Cruz.

Esa nueva Unidad de Reformación Catalítica procesará los excedentes de producción de gasolina media, generados con el incremento en la capacidad de procesamiento de petróleo crudo, a través de la puesta en marcha de la Unidad de Crudo 12.500 BPD en la Refinería Gualberto Villarroel.

Entretanto, la Unidad de Isomerización en Santa Cruz tiene como objetivo transformar la Nafta Liviana en isomerado de alto octanaje para incorporarla en la formulación de gasolina especial y consecuentemente generar volúmenes incrementales de ese producto.