ElEconomista.com.mx. ICA y Grupo Carso, junto con tres subsidiarias, integraron un consorcio que busca construir la primera etapa del tren de pasajeros México-Toluca, que consta de 36.1 kilómetros, con una propuesta económica de 9.586,7 millones de pesos (US$740 millones).

Además de esta alianza que construyó, de la mano de Alstom, la Línea 12 del Metro en la ciudad de México, ocho grupos empresariales presentaron propuestas económicas y técnicas ante la Dirección General de Transporte Ferroviario y Multimodal (DGTFM), que publicó ayer la información en el portal de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

El fallo de esta licitación se dará a conocer el próximo 20 de junio. Se estima que al mes siguiente inicien los trabajos de construcción de uno de los principales compromisos para el sector transporte hechos por el presidente de la República.

La mayor propuesta que se presentó fue la del grupo formado por CAABSA Constructora, Omega Construcciones y Mexicana de Presfuerzo, quienes plantearon hacer la obra, que irá de Zinacantepec a la zona de la Marquesa, por 11.084,4 millones de pesos (US$856 millones). Tradeco Infraestructura e Innovaciones Técnicas en Cimentación hicieron la menor proposición, por 7.399,4 millones de pesos (US$571 millones).

En las últimas semanas, el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Luis Zárate, ha reiterado la necesidad de que los procesos de licitación sean resueltos con base en las mejores propuestas técnicas y no económicas, para garantizar el éxito de los mismos.

La ceremonia de entrega y apertura en las instalaciones de la DGTFM de propuestas fue asistida por el testigo social asignado por la Secretaría de la Función Pública, Elías Sahab Haddad.

Avanza el primer tren

El costo total del tren de pasajeros, que iniciaría operaciones en la segunda mitad del 2017, será de 36.767,3 millones de pesos (US$2.839 millones), de acuerdo con el registro que existe en la Secretaría de Hacienda, y se financiará en su totalidad con recursos públicos.

Para el 2014 se asignaron 11.000 millones de pesos (US$849 millones) para provisiones en el desarrollo de trenes de pasajeros (que incluye el México-Querétaro y el Transpeninsular, ambos sin licitaciones en curso).

Sin embargo, la DGTFM dejó en claro en las bases de licitación que para la construcción de la primera etapa del tren, este año dispone solamente de 1.450 millones de pesos (US$11 millones).

En el documento público se detalla a los interesados que: “Los compromisos excedentes no cubiertos quedarán sujetos, para los fines de su ejecución y pago, a la disponibilidad presupuestaria de los años subsecuentes”.

Dicha situación deberán enfrentar el resto de los interesados en la construcción, entre ellos los consorcios formados por: Impulsora de Desarrollo Integral y Construcciones Aldesem, Promotora y Desarrolladora Mexicana, Constructora y Edificadora GIA + A, Assignia Infraestructura de México, TEKKE Proyectos y Construcción y Manrent. Además de esta licitación, se encuentra en marcha la segunda, relacionada con un túnel, y la tercera. Posteriormente se emitirá un par de procesos más, que incluirá la fabricación de los trenes.

*Lea además: Prevén ahorros para la transición a la TDT.