Lima. La construcción del nuevo Aeropuerto Internacional de Chinchero en el Cusco (AICC) es técnica y operacionalmente viable, cumple con los requisitos de seguridad y es rentable, aclaró este jueves la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC).

Al desestimar algunos cuestionamientos a la obra, el MTC reafirmó que este aeropuerto permitirá generar mayor desarrollo, crecimiento e inclusión social en dicha zona del Perú.

Recordó que de acuerdo con los estudios encargados por Proinversión a la empresa Advanced Logistic Group (ALG), esta consultora indicó que “el citado proyecto de inversión es técnica y operacionalmente viable, y por tanto se garantiza la seguridad operacional del mismo”.

Manifestó que para su formulación, se ha dado cumplimiento a los requisitos técnicos mínimos establecidos por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

Asimismo, lo señalado en los informes técnicos remitidos por el fabricante Airbus (cuyo modelo A319/320 se tomó como referencia) mediante los cuales se concluye que la operación de sus aeronaves es viable.

Anotó que la consultora, determinó la orientación de la pista considerando criterios de minimización de obstáculos, maximización de absorción de vientos y minimización del movimiento de tierras para su construcción.

De igual modo, se diseñaron los procedimientos operacionales en base la orografía de la zona y al régimen de vientos predominantes.

En un comunicado, el MTC explicó que el área de un aeropuerto se define por la necesidad operativa de sus instalaciones.

En ese sentido, detalló que las 357 hectáreas determinada por la empresa consultora ALG para la implantación del AICC se basó en proyecciones de demanda de tráfico aéreo realizadas por esta empresa, así como en la altitud, temperatura y pendiente del terreno de la zona del proyecto (pista de aterrizaje de cuatro kilómetros de longitud).

Ésta área constituye la superficie necesaria y suficiente para el tráfico aéreo estimado, así como para la configuración geométrica, tanto para los subsistemas del lado aire, como los del lado tierra, en concordancia con las normas y recomendaciones de la OACI.

Mencionó que el aeropuerto de Juliaca tiene 120 hectáreas y el Velasco Astete del Cusco tiene 146 hectáreas.

Recalcó que de acuerdo con los estudios realizados por la consultora, el proyecto cumple con los requisitos mínimos de seguridad establecidos por la OACI.

Entre ellos las distancias de seguridad establecidas en la superficie del proyecto (ancho de franja, zona de seguridad de extremo de pista, zona libre de obstáculos, etc.) así como las superficies destinadas a la instalación de los sistemas de ayuda a la aeronavegación.

Asimismo, la consultora diseñó los procedimientos operacionales, tanto de salida como de llegada, de acuerdo a los requisitos técnicos establecidos por la OACI.

Por otro lado, la implantación de procedimientos empleando el sistema PBN que se está llevando a cabo en el Perú, optimizará aun más las operaciones en el futuro aeropuerto de Chinchero, subrayó.

El MTC dijo que actualmente, las aerolíneas vienen operando de manera rentable en el Aeropuerto de Juliaca que tiene una pista de 4.200 metros. y una altitud aproximada de 3.825 metros sobre el nivel del mar.

El nuevo aeropuerto de Chinchero tendrá una pista de 4.000 metros y una altitud aproximada de 3.700 metros sobre el nivel del mar, apuntó.

Concluye señalando que siendo de características similares, las operaciones de las aerolíneas también serán rentables.

Por esta razón, la consultora ALG concluyó en sus estudios la factibilidad técnica, operativa y comercial de las aeronaves del fabricante Airbus en la zona del proyecto del AICC.