Sao Paulo. Un apagón afectó a unos 12 estados en Brasil entre la noche de este jueves y la madrugada del viernes, según reportes de medios locales, el último en una serie de cortes eléctricos que ha levantado cuestionamientos sobre si la infraestructura del país sudamericano está a la par de su crecimiento económico.

La interrupción de luz siguió a otras dos en los últimos dos meses que afectaron a millones de clientes en la zona nororiental de Brasil, en la capital Brasilia y en áreas de cinco estados del sur y centro oeste del país.

"Estamos tomando todas las medidas correctivas y preventivas (...) para minimizar este tipo de incidente, que es dramático para todos nosotros y principalmente para los clientes", dijo Hermes Chipp, jefe del Operador del Sistema Eléctrico Nacional de Brasil en entrevista el viernes con la cadena de televisión Globo.

Chipp agregó que los apagones del jueves fueron resultado del incendio en un equipo.

Aunque Brasil ha hecho fuertes inversiones en generación eléctrica, aún debe recorrer un largo camino. El país tiene proyectada la construcción de hasta 48 nuevas plantas hidroeléctricas para el 2020 para estar a la par con las demandas energéticas que exige su acelerado crecimiento económico.

Representantes del Operador del Sistema Eléctrico Nacional de Brasil no respondieron inmediatamente a las solicitudes de Reuters para dar declaraciones.