Sao Paulo.- La empresa de transporte de pasajeros Uber Technologies planea abrir un centro de US$64 millones en Brasil que investigará tecnologías para hacer más seguro para sus conductores aceptar dinero en efectivo, dijo la compañía este viernes.

El director de seguridad de productos de Uber, Sachin Kansal, dijo en una entrevista que la inversión en los próximos cinco años financiará una oficina con alrededor de 150 especialistas en tecnología en São Paulo, su ciudad más grande en el mundo por viajes, enfocada en una variedad de soluciones de seguridad.

Brasil es el segundo mayor mercado nacional de Uber después de Estados Unidos, con mil millones de viajes en los últimos cuatro años y un resultado rentable, según ejecutivos.

Sin embargo, el imperativo de aceptar dinero en efectivo por los viajes en Brasil en vez de depender sólo de pagos con tarjeta de crédito y débito, como en Estados Unidos, también ha dado pie a desafíos de seguridad.

El presidente ejecutivo de Uber, Dara Khosrowshahi -que se hizo cargo de la compañía hace un año-, ha dicho que la seguridad es ahora la principal prioridad de Uber.

Aunque en Estados Unidos y otros mercados desarrollados las preocupaciones se han enfocado en la seguridad de los pasajeros, en los mercados emergentes el peligro puede ser doble, dado que conductores que aceptan pagos en dinero se han vuelto blanco de ataques de pasajeros.

"Es tremendamente importante que proveamos respaldo al dinero en efectivo", comentó Kansal en una entrevista en la oficina de Uber en São Paulo. "Existe cierto segmento de la sociedad que no tiene acceso a tarjetas de crédito y ese también es el segmento (...) que probablemente más necesita un transporte conveniente y confiable", agregó.

También dijo que nuevas herramientas están ayudando a confirmar la identidad de usuarios sin tarjetas de crédito y que Uber también está usando el aprendizaje de máquinas para bloquear viajes que considere riesgosos antes de que tengan lugar.