Brasilia. El nuevo gobierno de Brasil planea enviar un proyecto de ley para reformar al sector minero, que incluirían posibles cambios a las regalías, en el primer semestre de 2011, dijo este viernes el ministro de Minas y Energía, Edison Lobao.

Las reformas al sector minero, que incluirían límites al tiempo que las compañías pueden mantener concesiones sin explorarlas ni producir a partir de ellas, han estado en preparación por más de un año, pero las nuevas leyes aún deben ser enviadas al Congreso.

Lobao dijo que también se aprobaría durante el 2011 la construcción de cuatro nuevas plantas nucleares, lo que ayudará a Brasil a satisfacer su creciente demanda energética.

Lobao dijo que los cambios potenciales a las regalías, o el dinero que las mineras pagan al gobierno sobre la base de las ventas, tomará en cuenta la alta carga impositiva de la actividad, pues el gobierno no quiere que Brasil pierda su competitividad internacional.

Prioridades en el sector energético. Al referirse a las prioridades en el sector energético, Lobao dijo que esperaba que los permisos necesarios para la construcción de la enorme hidroeléctrica de Belo Monte en la región amazónica sean aprobados en febrero, lo que aliviaría la preocupación sobre los costosos retrasos.

La represa, que estará en el estado de Pará, sobre el río Xingú, será la mayor de Brasil después del gigantesco proyecto de Itaipú, en la frontera con Paraguay.

Lobao dijo que también se aprobaría durante el 2011 la construcción de cuatro nuevas plantas nucleares, lo que ayudará a Brasil a satisfacer su creciente demanda energética.

Brasil también procedería por cuenta propia con la construcción de una refinería de crudo en el estado de Pernambuco si su socio, la petrolera estatal venezolana Pdvsa, no puede financiar su parte.