Roma. El recién electo jefe de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), José Graziano da Silva, dijo este lunes que espera que los altos precios de los alimentos duren varios años y causen problemas a los países importadores.

El brasileño Graziano da Silva, un ex ministro de Seguridad Alimentaria del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, fue elegido este domingo como jefe de la FAO, y reemplazará al senegalés Jacques Diouf.

Cumplirá un mandato de tres años y medio comenzando en enero del año próximo, renovable por otros cuatro años.

"Este no es un desequilibrio temporal (...) Hasta que no tengamos una situación financiera más estable en todo el mundo, los precios de las materias primas reflejarán eso", dijo Graziano da Silva en una rueda de prensa.

Las naciones pobres que necesitan importar alimentos serán las más afectadas y Graziano da Silva dijo que quería que la FAO estuviera más involucrada en ayudarlas.

"En los próximos años habrá un área de mayor relevancia en la que la FAO podría tener un rol importante en asistir a aquellos países que lidian con esta volatilidad de precios", sostuvo.

Indicó que la volatilidad podría incluso ser peor que los altos precios sostenidos de alimentos que afrontan agricultores y consumidores, debido a la incertidumbre que genera.

Los precios de los alimentos en el mundo alcanzaron un máximo récord previamente este año, impulsados mayormente por desequilibrios climáticos, generando temor a que surgieran disturbios en países como Egipto, Haití y Camerún como los del 2007 y 2008.

Graziano da Silva dijo que una reunión de las economías líderes del G-20 este mes había comenzado correctamente al abordar formas de manejar la volatilidad de los precios y que la implementación de las decisiones tomadas debería ayudar.

El plan de acción del G-20, dado a conocer la semana pasada, incluyó medidas para impulsar la producción agrícola, la transparencia del mercado alimentario y políticas de coordinación, pero no hubo llamados concretos a terminar con la especulación.

Graziano da Silva, quien actualmente encabeza la FAO para América Latina y el Caribe, fue electo con 92 votos a favor de un total de 180 sufragios, venciendo al ex ministro de Relaciones Exteriores español Miguel Angel Moratinos.