Sao Paulo. El gigante minero brasileño Vale debería evitar el tipo de discusiones políticas que han aquejado recientemente a la compañía, dijo este miércoles el nuevo presidente designado de firma, Ricardo Flores, al periódico local Valor Económico.

Vale enfrentó fuertes críticas del Gobierno el año pasado por recortar inversiones y despedir trabajadores poco después de desatarse la crisis financiera global y en semanas recientes los inversores se han sentido nerviosos respecto a una renovada interferencia estatal.

"Creo que esta discusión política, partidista, que se estableció en torno a Vale no trae valor a la compañía. La discusión con una inclinación política y partidista un poco mayor no es parte de la agenda de Vale", dijo Flores en una entrevista con el periódico.

El ejecutivo es un ex vicepresidente de crédito del estatal Banco do Brasil y actualmente preside Previ, el fondo de pensiones de los trabajadores del banco y un accionista clave de Vale.

Su nombre fue presentado para su aprobación como presidente durante la próxima reunión de directorio de Vale, el 25 de noviembre.

"El hábitat (de Vale) es el mundo corporativo, y no las páginas de periódicos con declaraciones polémicas", sostuvo Flores.

El ejecutivo agregó que Previ busca invertir más en el mercado inmobiliario de Brasil, que actualmente atraviesa por una bonanza.

El fondo está estudiando invertir en edificios comerciales amigables con el medioambiente y con buenas localizaciones.

Esa clase de inversiones ahora son responsables por un 2,91% del fondo.

"El objetivo es alcanzar un 5%. Para hacer eso, necesitamos invertir 4.000 millones de reales (US$2.230 millones) hasta el 2013", explicó.