La Habana. La entrega de una plataforma china que dará inicio a la primera exploración de gran escala en aguas de Cuba parece improbable hasta por lo menos agosto, en el último retraso que afecta al proyecto, dijeron esta semana fuentes de la industria.

Las fuentes dijeron que la inspección de la plataforma de última generación recientemente terminada fue ordenada después de que se filtrara agua durante su traslado en octubre de 2010 desde el astillero chino donde fue construida hasta Singapur para ser terminada.

Inicialmente estaba previsto que la plataforma Scarabeo 9 de Saipem, una unidad de la petrolera italiana Eni Spa, llegara a aguas cubanas a fines de junio o comienzos de julio de este año, luego de que varios retrasos pospusieron la fecha original de entrega de septiembre del 2009.

Si la inspección detecta problemas que necesiten ser reparados, la entrega podría demorarse hasta agosto, dijeron las fuentes.

La filtración de agua no es considerada un problema serio, pero de todas formas fue ordenada una inspección para garantizar el estado general de la plataforma, añadieron.

Cuba, que ahora depende en gran medida del petróleo importado de su aliado socialista Venezuela, podría tener reservas por hasta 20.000 millones de barriles o más en sus yacimientos.

Objetivo: perforación de pozos. Una vez que la plataforma llegue a Cuba será usada por un consorcio liderado por la petrolera española Repsol YPF para perforar uno o dos pozos de exploración. Luego pasará a otras petroleras que también contrataron bloques en aguas cubanas del Golfo de México.

Repsol perforó en el 2004 el único pozo marítimo en Cuba y encontró petróleo pero en cantidades no comerciales.

La empresa planea desde hace tiempo perforar otro pozo, pero se cree que ha tenido dificultades para encontrar una plataforma que no viole los límites de uso de tecnología estadounidense impuestos por el embargo de Washington contra Cuba.

Cálculos de reservas. Cuba, que ahora depende en gran medida del petróleo importado de su aliado socialista Venezuela, podría tener reservas por hasta 20.000 millones de barriles o más en sus yacimientos.

El Servicio Geológico de Estados Unidos calcula reservas más modestas por 4.600 millones de barriles y 10 billones de pies cúbicos de gas natural.

La Scarabeo 9 es una plataforma semi sumergible de posicionamiento dinámico, que flota parcialmente sumergida en el océano y es mantenida en el lugar mediante turbinas.

La plataforma perforará en Cuba a más de 1.524 metros de profundidad, pero es capaz de trabajar incluso a 3.600 metros.

Si llegara en agosto lo haría en medio de la temporada de huracanes, aunque la Scarabeo 9 fue construida para resistir vientos de hasta 185 kilómetros por hora y olas de hasta 26,8 metros.

La perspectiva de encontrar petróleo en yacimientos marítimos cubanos ha llevado a la introducción de proyectos de ley en el Congreso de Estados Unidos que podrían penalizar a las compañías que operen en la isla de Gobierno comunista o exigir que demuestren que pueden responder adecuadamente a un accidente como el de BP en el Golfo de México el año pasado.

Cuba está a sólo 145 kilómetros de Florida, pero las petroleras estadounidenses no pueden operar allí por culpa del embargo.