Un estudio realizado por la empresa de geointeligencia GeoResearch determinó que entre los años 2011 y 2014 en la Región Metropolitana de Chile el número de outlets creció un 115%, pasando de 189 que existían en 2011 a 407 en la actualidad.

El informe señala además que para este año se observa una mayor dispersión de locales tipo outlet en la región, la que se han concentrado cerca de las avenidas principales.

Quilicura es la comuna donde se concentra la mayor cantidad de outlet, seguidas por Santiago, Ñuñoa y Recoleta.

También destaca que las comunas que presentaron una mayor variación en los últimos dos años son Maipú (con una variación porcentual del 787% teniendo en cuenta el total de tiendas outlet en 2011 versus las que se encuentran actualmente), Independencia (700%), Puente Alto (450%), Providencia (350%), Las Condes (350%) y San Miguel (166%). Mientras que las comunas que no presentaron variación son Pudahuel y Renca.

Otras que en 2011 no contaban con dicho tipo de tiendas, ahora sí: Conchalí, Vitacura, Lampa, La Cisterna, Lo Barnechea, Calera de Tango y Talagante.

La mayor variación de outlets está asociada a aquellas que se encuentran localizadas al interior de un centro comercial convencional (mall). Por el contrario, aquellas tiendas que se encuentran localizadas en los denominados Outlet Mall o están ubicadas de forma aislada, no han sufrido mayor crecimiento.

Perfil de clientes

GeoResearch también hizo una clasificación en cuanto al perfil de los clientes de estas tiendas. En su mayoría, corresponden a personas de edad entre 20 y 39 años, concentrando más del 45% de los clientes. En cuanto al género, son las mujeres las que tienen una mayor participación, sobre el 56%, en comparación a los hombres (43%).

Según el grupo socioeconómico, los clientes corresponden mayoritariamente al segmento C2-C3, concentrando más del 53%. Le sigue el ABC1 (20%), el D (15,39%), el E (2,61%).

El fenómeno de los outlets, “responde a una nueva corriente comercial que llegó para quedarse a Chile, y se enmarca definitivamente en el concepto demanda social y consumismo puro, pero con características transversales. Es decir, que en este tipo de comercio pueden convivir sin problemas segmentos socioeconómicos altos, medios y bajos, pero siempre va relacionado a una buena conectividad y accesibilidad”, declaró Jorge Valdés, director de proyectos de GeoResearch.

*Lea además: Cámara de Comercio de Santiago hace reparos a nuevas atribuciones del Sernac