Washington. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dirá a ejecutivos de BP que quiere que la firma establezca una cuenta de plica para responder a cargos por daños de individuos y negocios afectados por el derrame en el Golfo de México, dijo este domingo el diario The Politico.

Obama también convocará a un panel independiente para administrar los pagos cuando se reúna el miércoles en la Casa Blanca con el presidente de BP, Carl-Henric Svanberg, y otros funcionarios de la compañía británica, agregó el diario, tras citar a un funcionario.

"El mandatario dejará en claro que espera, y que si es necesario ejercerá su completa autoridad legal para asegurar que la compañía aparte los fondos requeridos para pagar a individuos y negocios dañados por el masivo derrame", precisó el funcionario de la Casa Blanca.

"Y que tales fondos sean pagados bajo procedimientos justos, eficientes y transparentes administrados por un panel independiente establecido solo para este propósito", dijo.

La Casa Blanca ha estado insistiendo a BP que acelere sus pagos a los afectados por el masivo derrame de crudo, ocasionado por el hundimiento de una plataforma de perforación y el daño en un pozo submarino de la compañía, ubicado en el Golfo de México.