Washington. El gobierno de Estados Unidos dijo que pospuso una reunión con senadores de Estados Unidos prevista para el miércoles para discutir el proceso de aprobación este año de un detallado proyecto de ley sobre cambio climático y fuentes energéticas.

No se ha entregado una nueva fecha para la reunión, pero el gobierno dijo que se darán más detalles en los próximos días. La administración de Barack Obama lucha contra un enorme derrame de petróleo en el Golfo de México que tiene tremendas repercusiones ambientales.

El mandatario convocó a otra importante reunión para el miércoles, con el máximo comandante estadounidense en Afganistán por un artículo en una revista en el que el general Stanley McChrystal y sus colaboradores se burlan de asesores de Obama.

El presidente esperaba reunirse el miércoles con importantes demócratas y republicanos para discutir una manera de avanzar en la legislación energética, que se estancó en el Senado.

Se necesitan 60 de los 100 votos del Senado para aprobar la controvertida ley que crea un precio más alto para las emisiones de dióxido de carbono.

Con las elecciones legislativas en noviembre, algunos republicanos y demócratas moderados están dudando sobre si votar en favor de un proyecto que aumentaría el costo de quemar petróleo y carbón con la esperanza de hacer más competitivos a los combustibles alternativos.

Si no se consigue el respaldo para aumentar el precio de las emisiones de carbono, los líderes del Senado podrían optar por un proyecto de ley energético y ambiental menos ambicioso para este año.

La reunión supuestamente incluiría al senador John Kerry, un demócrata y patrocinador del proyecto, el senador Joe Liberman, un independiente y copatrocinador de la ley, y el senador republicano Lindsey Graham, uno de los autores originales del proyecto que posteriormente retiró su respaldo.