Panamá. Los trabajos de ampliación del Canal de Panamá están a un 70 % de la producción esperada, tras su reinicio en febrero pasado por parte del consorcio Grupos Unidos por el Canal (GUPC), informó hoy el administrador de la vía interoceánica, Jorge Luis Quijano.

"Hemos logrado como hasta un 70% de la producción total, esperando llegar a un 100% a finales de mes, y ver cómo vamos acomodando algo del tiempo que se ha perdido", señaló Quijano después de participar en el lanzamiento de la segunda edición del Congreso Internacional de Mantenimiento Panamá 2014.

El consorcio, liderado por Sacyr y la constructora italiana Impregilo, retomó los trabajos del proyecto de ampliación a finales de febrero, después de que los paralizara totalmente a principios de ese mes, alegando falta de fondos a causa de sobrecostes por más de US$1.600 millones.

Quijano aceptó que es casi "improbable" recuperar el tiempo que se perdió, por lo que tanto la ACP como GUPC están "enfocados" en terminar la obra a finales de 2015, dejando "algunas cosas" para después, como algunas carreteras internas y áreas de estacionamientos, para tener operando las nuevas esclusas para principios de 2016.

Indicó que de momento se han inyectado unos US$180 millones de lo previsto en el acuerdo, que establece un desembolso de US$100 millones por cada una de las partes, y lo que sigue ahora es "conseguir" a través de la aseguradora Zurich International un préstamo a GUPC por US$400 millones, para que estos puedan completar la ampliación.

El proyecto total de ampliación, que se inició en septiembre de 2007, registraba cerca de un 70% de avance antes de la paralización de la obra, con una inversión de US$5.250 millones y que en principio tenía que estar terminado en octubre próximo.

El Canal de Panamá ampliado aumentará de 300 a 600 millones de toneladas anuales la capacidad de transporte de carga de la ruta, por donde pasa cerca del 6% del comercio mundial.