La construcción de la Línea 2 del Metro de Lima, que será a su vez la primera subterránea de la capital, ha sido destrabada oficialmente y la reanudación de las obras comenzaría en agosto, señaló el ministro de Transportes y Comunicaciones, Bruno Giuffra. Este mes se aprobó el Estudio Definitivo de Ingeniería (EDI) para la construcción de la Estación 21 de la Línea 2 del Metro de Lima y Callao. 

“Es cuestión de días programar las acciones logísticas previas, contratar el personal, movilizar maquinaria; espero que para agosto se siga con la construcción”, afirmó Giuffra.  

Operatividad. La Línea 2 del Metro de Lima tiene 26.87 kilómetros de longitud con 27 estaciones, unirá 10 distritos desde Ate al Callao en 45 minutos, cuando anteriormente les tomaba a los usuarios un promedio de dos horas y media recorrer esta ruta. 

Además, se construirán 7.66 kilómetros de la Línea 4 con ocho estaciones, que unirá a  la Línea 2 con el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez. 

La aprobación del EDI para la Estación 21 de la Línea 2 del Metro de Lima representa la reanudación de las obras del megaproyecto y es posible gracias a que el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), junto a la Autoridad Autónoma del Sistema Eléctrico de Transporte Masivo de Lima y Callao (AATE), el concesionario y la supervisión, consensuaron los aspectos fundamentales que los estudios deben respetar. 

De esta manera, el sueño de más de 2.5 millones de usuarios en esta ruta para contar con un moderno, rápido y seguro sistema de transporte avanza a paso firme para convertirse en realidad.  

Esta segunda línea unirá los distritos de Ate, Santa Anita, El Agustino, San Luis, La Victoria, Cercado, Breña, Bellavista, Carmen de la Legua y el Callao.  

Beneficiados. Este proyecto, que concluirá en el primer semestre del 2021, conectará Ate con el Callao en solo 45 minutos. Comprenderá 27 estaciones y 8 adicionales del ramal que atravesarán 10 distritos, y prevé transportar en promedio a un millón 200.000 pasajeros al día. 

“Hay que mirar hacia adelante por un futuro positivo que estoy seguro nos va a permitir generar bienestar a todos los peruanos”, manifestó el ministro Giuffra. 

Empleo. Al respecto, el presidente del Instituto de la Construcción y Desarrollo (ICD) de la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco), Ricardo Arbulú, destacó el destrabe de los trabajos de la Línea 2 del Metro de Lima, porque esta obra incidirá de manera importante en la generación de puestos de empleo y en el mayor movimiento económico. “La inversión en infraestructura genera dinamismo en la economía y por cada puesto laboral directo en la Línea 2 del Metro de Lima se crearán 10 indirectos”, afirmó. 

Refirió que esta generación de empleo indirecto se notaría en la industria del concreto, cemento, siderúrgica; así como en transporte, alimentación, comercio, vestimenta, entre otros.  

Arbulú también resaltó la relevancia de la obra porque generará productividad y ahorrará tiempo a los trabajadores y sus familias en los viajes a sus centros de labores, de estudios y lugares de recreación en la ciudad. 

Buena señal. A su turno, el analista para Perú de la Unidad de Inteligencia de "The Economist", Fernando Freijedo, consideró que el avance del destrabe de la Línea 2 del Metro representa una buena señal al empresariado privado de que el Gobierno es capaz de movilizar la inversión pública.  

“Aunque la obra representa una gran inversión, lo más importante es que si progresa, y lo hace rápido, servirá como señal de que el Gobierno es capaz de movilizar la inversión pública”, afirmó. Por otro lado, el presidente de la Asociación para el Fomento de la Infraestructura Nacional (AFIN), Gonzalo Prialé, también enfatizó en la relevancia del destrabe en la ejecución de las obras para la Línea 2 del Metro de Lima ya que mejora el clima de inversiones en el país.  “Cuando se pongan en marcha y los problemas estén solucionados, el clima de inversión mejorará, porque esto inmediatamente se notará”, expresó. Refirió que los inversionistas actúan con base en la realidad en la que viven y no sobre las promesas.