Asunción. El ministro de Justicia y Trabajo, Humberto Blasco, se reunió este viernes con representantes de sindicatos de varios frigoríficos del país.

Los trabajadores plantearon la necesidad de que se otorgue un subsidio para compensar el tiempo que estarán cesados por la crisis en el sector cárnico, según comentó el secretario de Estado en rueda de prensa.

El funcionario reconoció que las empresas no pueden hacerse cargo del pago a los empleados, una vez que estos hayan sido separados temporalmente.

Anunció que el Ejecutivo estudiará la situación de los obreros así como la petición de las empresas que plantean suspender 250 contratos durante el tiempo que dure la paralización de las ventas al exterior.

Los trabajadores piden que el aporte económico al menos les cubra los gastos de la canasta.

Desde el lunes pasado, Paraguay canceló todas sus exportaciones por la detección de fiebre aftosa en San Pedro.

Los ganaderos anunciaron que esta situación obligará a los frigoríficos a cesar varios contratos para evitar pérdidas.

La Cámara Paraguaya de la Carne estima que son 5.000 los empleados que serán afectados.