Con una cartera de deuda crediticia que supera los US$10 mil millones, mensualmente más de ocho millones de usuarios de tarjetas de créditos en México no logran cancelar sus deudas, de acuerdo al banco central de ese país.

Según la misma información, en algunos casos los deudores deben inclusive pagar tasas de interés de hasta el 65%. Así, siete de cada diez usuarios de tarjetas de crédito deben alargar el plazo de sus pagos, por la falta de recursos.

De acuerdo al más reciente reporte del banco central mexicano sobre el mercado de las tarjetas de crédito, correspondiente a abril de este año, el número total de tarjetas de crédito y la cartera crediticia involucrada continuaron bajando, lo que refleja la caída de la demanda y el mayor cuidado de las instituciones bancarias para ofrecer créditos, de acuerdo a La Jornada.

Entre junio de 2009 y abril de 2010 el número de tarjetas se redujo 5,21%, mientras el monto del saldo de crédito otorgado ha caído 12,43% en términos nominales.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), la tarjeta de crédito es el producto de crédito más utilizado, ya que existen más de 21,9 millones de plásticos en el mercado (esto debido a que una misma cuenta puede tener dos o más tarjetas), con una clara tendencia positiva en su uso como medio de pago y sustitución de efectivo.

La última emisión de los indicadores básicos de tarjetas de crédito del Banco de México indica que hasta abril pasado se realizaron en el país operaciones con 11.710.275 tarjetas de crédito, de las cuales 69%, 8.065.929, fueron de los clientes que representan el verdadero negocio: el cobro de intereses.