Ciudad de Panamá. La constructora brasileña Odebrecht, investigada en varios países por pagar millonarios sobornos, se retiró de la licitación para construir el cuarto puente sobre el Canal de Panamá, dijo el lunes el gobierno del país centroamericano.

La fiscalía panameña imputó la semana pasada a 17 personas, incluyendo empresarios y ex funcionarios, por presunto blanqueo de capitales en el caso Odebrecht, aunque hasta el momento ha mantenido en reserva las identidades.

"Mediante carta enviada el Mini. Arosemena (del Ministerio de Obras Públicas de Panamá), la empresa Odebrecht comunicó su decisión de retirarse del proceso del 4to puente”, dijo el presidente Juan Carlos Varela en su cuenta de Twitter.

El Gobierno panameño anunció el mes pasado que cancelará un contrato con la firma brasileña para construir una hidroeléctrica de US$1.000 millones y que buscaría sacarla de nuevas licitaciones como el puente sobre el Canal y la Línea 3 del metro- mientras se investiga el caso.

Nadie estuvo disponible de inmediato por parte de Odebrecht Panamá para dar detalles sobre su retiro del proyecto.

Odebrecht reconoció ante fiscales de Brasil, Suiza y Estados Unidos haber pagado al menos US$439 millones en sobornos fuera de Brasil, incluyendo US$59 millones en Panamá entre 2010 y 2014, cuando gobernó el ex presidente Ricardo Martinelli.

La compañía ofreció ese mismo monto a Panamá como reparación por los sobornos, pero no ha dado detalles públicos sobre a quién giró estos pagos.

Investigaciones de la prensa local apuntan a que Suiza tendría pruebas contra los hijos de Martinelli, quien cuenta con una orden de extradición en Estados Unidos para testificar en Panamá por varios casos de corrupción en su contra.

El Gobierno panameño anunció el mes pasado que cancelará un contrato con la firma brasileña para construir una hidroeléctrica de US$1.000 millones y que buscaría sacarla de nuevas licitaciones como el puente sobre el Canal y la Línea 3 del metro- mientras se investiga el caso.

Actualmente, Odebrecht tiene en ejecución varias obras por más de US$3.300 millones, incluyendo la ampliación del Aeropuerto Internacional de Tocumen, adjudicado en 2012; la construcción de la línea 2 del Metro y el proyecto de renovación de la Ciudad de Colón, ambos adjudicados en 2015.