Sao Paulo. Odebrecht SA, el conglomerado de ingeniería en el centro de uno de los mayores escándalos de corrupción de América Latina, llegó a un acuerdo preliminar para pagar 2.700 millones de reales (US$734 millones) en daños a las autoridades federales de Brasil, dijo este martes un periódico local.

El acuerdo entre Odebrecht y el controlador federal brasileño CGU está en fase de análisis, reportó el diario Valor Economico sin mencionar cómo obtuvo la información.

El pacto se sellaría en junio, según el periódico, cuando sea autorizado por los fiscales federales y la corte de auditoría federal del país, conocida como TCU.

El reporte indica que el acuerdo es menos de los 3.800 millones de reales (US$1.021 millones) que Odebrecht prometió pagar en el 2016 porque el actual convenio no incluye los daños a los gobiernos de los diferentes estados del país.

Odebrecht está negociando con varias autoridades estatales, entre ellas funcionarios de Sao Paulo, el estado más poblado de Brasil.

Ni Odebrecht ni el CGU estaban inmediatamente disponibles para realizar comentarios.