Quito. La constructora brasileña Odebrecht emitió un comunicado en el que pide disculpas a Ecuador por la entrega de sobornos a funcionarios públicos por US$33,5 millones.

El pronunciamiento de la empresa llega casi un año y medio después de que se conociera el escándalo de corrupción, que abarcó a varios países en la región.

Odebrecht había reconocido en el año 2016, que entregó la cantidad de US$35,5 millones a autoridades de Ecuador a cambio de obtener importantes obras públicas, publicó Gestión citando a AP.

"Ha sido un grave error del cual nos arrepentimos profundamente y agradecemos la oportunidad de seguir colaborando con las autoridades de justicia en la lucha contra la corrupción", reza el comunicado.

Aunque la compañía informó que el monto otorgado era de US$35,5 millones, la Procuraduria ecuatoriana dijo más tarde que los pagos por sobornos ascendían a los US$50 millones.

Vale recordar que por este caso, están señalados el ex vicepresidente Jorge Glas, quien fue separado de su cargo y recluido en prisión; el ex contralor Carlos Pólit, prófugo en Estados Unidos, varios exministros y otras autoridades.

La compañía informó además todas las personas de la empresa que incurrieron en actos ilícitos en Ecuador, fueron separados de sus cargos y están colaborando con la justicia.

La constructora mantiene un acuerdo de cooperación con la fiscalía del Ecuador, como en otros países, para desentrañar la red de corrupción.