Madrid. El grupo OHL, a través de su filial Judlau Contracting, se ha hecho con el contrato para rehabilitar la estación del metro de Nueva York Cortlandt Street, destruida en los atentados del 11-S, por valor de US$258,4 millones (194,3 millones de euros).

El contrato se enmarca dentro del proyecto "Second Avenue Subway" promovido por la Autoridad de Transporte Metropolitano de Nueva York y que supone la primera gran ampliación de la red de metro en esta ciudad en 50 años, ha informado OHL en un comunicado.

La nueva línea recorrerá el East Side de Manhattan y tendrá una longitud de 13,7 kilómetros y 16 estaciones.

El contrato adjudicado a OHL comprende los trabajos relacionados con los acabados y terminaciones de la estructura de la estación, ubicada en la calle 72.

Cortlandt Street es la segunda estación en ejecución del Second Avenue Subway y es la que tendrá mayor capacidad de acceso para pasajeros de las tres que se construirán en el East Side de Manhattan.

Así, dispondrá de cuatro accesos -de los que tres serán de nueva creación por Judlau-, siete ascensores y once escaleras mecánicas.

Las principales actuaciones previstas en el contrato pasan por la ejecución de la estructura de hormigón de la plataforma de la estación, la instalación de los sistemas de ventilación, trabajos de electricidad e iluminación, y la realización de acabados.