Madrid. OHL rehabilitará la estación neoyorquina de metro de Cortlandt Street, ubicada en la zona central del World Trade Center y que fue destruida en los atentados del 11 de septiembre de 2001 por un importe estimado de 68,3 millones de euros (US$89 millones).

El contrato, adjudicado por la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey, será ejecutado al 100% por Judlau Contracting, filial neoyorquina de OHL USA.

Los trabajos comprenden la demolición de hormigón y estructuras metálicas, la construcción de la nueva infraestructura, la reconstrucción de la plataforma de la estación, el montaje de la vía, las instalaciones de señalización, iluminación, comunicaciones y ventilación del túnel, así como los trabajos de acabado y las escaleras y ascensores para el acceso a la misma.

En el World Trade Center se realizan actualmente numerosos proyectos por diferentes empresas constructoras, por lo que la coordinación con ellas será un aspecto clave en la planificación de Judlau para ejecutar su proyecto, indica en un comunicado el grupo que preside Juan Miguel Villar-Mir.