Hamburgo. La publicación especializada Oil World recortó en 300.000 toneladas su estimación de la cosecha rusa de girasol del ciclo 2010/11, a 6,8 millones de toneladas, debido a una devastadora sequía.

La previsión aún superaría los 6,4 millones de toneladas recolectados el año pasado, pero ajustará significativamente la oferta mundial y restringiría el consumo mundial y la molienda en los próximos meses.

"La cosecha de girasol este año estará muy por debajo de las expectativas debido al calor y a la sequía", señaló la revista. Rusia anunció una veda a las exportaciones de granos desde el 15 de agosto, pero no aplica al girasol.

"El deterioro de las perspectivas agrícolas en Rusia puede tener graves repercusiones en el balance mundial, dependiendo de la magnitud de las pérdidas", dijo Oil World, con sede en Hamburgo.

La cosecha mundial de semilla de girasol 2010/11 es estimada ahora por Oil World en 33,2 millones de toneladas, por debajo de su previsión del consumo del mismo periodo de 33,15 millones.

La oferta más ajustada supondría que el pronóstico del consumo se tornará a la baja desde los 33,34 millones de toneladas estimadas para 2009/10. Otros países también se enfrentan a menores cosechas de girasol esta temporada, dijo Oil World.

La recolección 2010/11 en Ucrania, líder mundial, bajaría hasta 7,1 millones de toneladas desde los 7,3 millones de 2009/10. La cosecha de la Unión Europea está prevista que disminuya a 6,85 millones de toneladas frente a los 6,99 millones precedentes.

Pero las perspectivas son mejores para Argentina, donde se aguarda que la cosecha aumente fuertemente a 2,9 millones de toneladas desde los 2,3 millones previos.