Estambul. El flujo del crudo iraquí desde los yacimientos norteños de Kirkuk al puerto turco de Ceyhan, en el Mediterráneo, se ha detenido debido a un problema eléctrico en una parte de las tuberías dentro de Turquía, dijeron agentes navieros el lunes.

El bombeo se detuvo el domingo por la noche, dijo uno de los agentes navieros.

Las labores de reparaciones en el oleoducto Kirkuk-Ceyhan, que transporta alrededor de un cuarto de todas las exportaciones de petróleo de Irak, ya habían comenzado y se preveía la reanudación del movimiento de crudo más tarde el lunes, dijeron ambos agentes de transporte bajo condición de anonimato.

Se trata al menos de la tercera interrupción del flujo en el oleoducto en este mes. La tubería enfrenta acciones de sabotaje y problemas técnicos frecuentes.

Cinco tanqueros estaban esperando en Ceyhan para cargar, dijo un agente naviero.

"Hay alrededor de 400.000 toneladas de carga en los tanques de la costa. Prevemos la reanudación de la carga hoy por la noche", dijo.