Quito. El Oleoducto de Crudos Pesados (OCP) de Ecuador reanudó este viernes el bombeo de crudo, luego de que concluyó la reparación de un tramo de tubería que se rompió el pasado lunes y provocó el derrame de 5.500 barriles de petróleo en una zona agrícola y ganadera de la provincia costera de Esmeraldas (norte).

La empresa OCP S.A., que administra el oleoducto, informó que el transporte de crudo pesado por el ducto se normalizó una vez que se reemplazó la tubería dañada, debido a un asentamiento de tierra en la zona.

El oleoducto tiene una capacidad para transportar cerca de 450.000 barriles de petróleo que las empresas extranjeras privadas, con operaciones en el país, extraen en la Amazonia.

La empresa OCP S.A. añadió que continúan las labores de remediación y recuperación de las zonas afectadas por el derrame de crudo, el cual contaminó el estero "Wínchele" y riachuelos que sirven de abastecimiento de agua para las fincas y ganaderías.

También se canaliza ayuda a los comuneros y dueños de fincas afectados en sus sembríos de ciclo corto, ganado vacuno y aves de corral.

Tras la rotura de la tubería del oleoducto la firma puso en marcha un plan de contingencia, el cual incluyó la construcción de diques y piscinas de contención para la recolección del crudo derramado.

El petróleo es el principal producto de exportación de Ecuador, el socio más pequeño de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Sus ventas financian cerca del 25% del presupuesto del Estado.