Londres. El oleoducto Trans Alaska, que transporta alrededor de 630.000 barriles de petróleo al día desde la región del North Slope en Alaska, ha reanudado temporalmente este miércoles sus operaciones aunque a un ritmo menor del habitual, anunció el gestor del oleoducto en un comunicado.

La noticia hizo descender los precios del crudo poniendo fin a varios días de subidas, aunque las acciones de BP PLC (BP) -principal accionista del oleoducto- no reaccionaron ante la noticia.

Los precios del crudo Brent para febrero caían 12 centavos a US$97,49 el miércoles en la sesión londinense, tras repuntar US$1,90 por barril el martes.

Alrededor de un 95% del flujo de crudo del oleoducto se cerró el sábado 8 de enero debido a una fuga.

El oleoducto es propiedad de BP, ConocoPhillips, ExxonMobil Corp., Chevron Corp. y Koch Alaska Pipeline Co.

Las acciones de BP cayeron más de un 2% este lunes por el temor a que el cierre generase más mala publicidad para la compañía, cuya reputación se ha visto gravemente dañada por la explosión de Deepwater Horizon y el vertido de crudo en el Golfo de México el 2010.

Las acciones de BP no reaccionaron ante la noticia del miércoles y a las 1045 GMT descendían un 0,1% a 499,5 peniques.