Londres. La demanda global de petróleo crecerá menos de lo esperado en el 2012, detalló la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) este jueves, debido al impacto de la crisis de deuda de la zona euro y los altos precios de venta al consumidor.

En su informe mensual, la OPEP bajó su pronóstico para el crecimiento de la demanda global de crudo del 2012 en 120.000 barriles por día (bpd), a 940.000 bpd.

"Las preocupaciones sobre la economía de Estados Unidos, junto con los problemas de deuda de la Unión Europea (UE), están incrementando la incertidumbre sobre la necesidad global de petróleo para los próximos 12 meses", dijo el reporte.

"Los altos precios minoristas del petróleo tendrán un impacto negativo en la demanda petrolera en todo el planeta", declaró la OPEP.