Bagdad. La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) está buscando un equilibrio en los precios mundiales del crudo, aunque lo que afecta al valor del mercado es la inestabilidad política y no los problemas de producción, dijo este lunes el ministro de Petróleo de Irak y presidente de la OPEP, Abdul Kareem Luaibi.

El crudo Brent perdía más de US$1 este lunes luego de que Irán accedió a reanudar el diálogo acerca de su controvertido programa nuclear, lo que calmó los temores sobre la interrupción del suministro. Además los precios estaban limitados por las preocupaciones sobre el crecimiento de la demanda.

"La OPEP aún está haciendo su mejor esfuerzo por producir suficiente crudo para cubrir la demanda, pero temas políticos están afectado a los precios. Los precios mundiales están más afectados por la inestabilidad política que por temas de la producción", declaró Luaibi a los periodistas.

Luaibi estimó que en abril las exportaciones de petróleo de Irak llegarán a 2,3 millones de barriles por día (bpd), o un poco más.

Las exportaciones de crudo de Irak subieron a su punto más alto desde el 2003 en marzo, a 2.317 millones de barriles por día, gracias a una nueva terminal de exportación marítima.

En 7 a 10 días, Irak completará la construcción de su segunda terminal de exportación flotante marítima en el Golfo Pérsico, manifestó Luaibi.

"La conclusión de los trabajos en una segunda terminal marítima proporcionará más capacidad de exportación, lo que permitirá que bombeemos más crudo", agregó Luaibi.

Un incremento en las exportaciones de Irak podría ayudar a aliviar los mercados internacionales, preocupados por los recortes desde su vecino, Irán, debido a las sanciones estadounidenses y europeas sobre Teherán.

Luaibi dijo que Irak seguía estudiando si permitirá que Exxon Mobil participe en una cuarta ronda de ofertas petroleras debido a una disputa por contratos que firmó con el Kurdistán iraquí.