Kuwait. La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) está en consultas respecto a un aumento potencial en la producción de petróleo, pero la medida aún no está aprobada, dijo el martes el ministro de Petróleo de Kuwait.
"Estamos en consultas sobre un potencial incremento en la producción", dijo Sheikh Ahmad al-Abdullah al-Sabah a los periodistas al ingresar al edificio del Parlamento de Kuwait.
Consultado sobre sí Kuwait ha incrementado su producción, Al-Sabah dijo, "No incrementamos la producción, manteniéndonos según lo fijado en las cuotas".
Sin embargo, Al-Sabah dijo que cree que Arabia Saudita ya aumentó su producción en respuesta al declive en producción del país miembro de la OPEP Libia ocasionada por su sangriento conflicto.
Al-Sabah no ofreció un cronograma respecto a cuando la OPEP podría decidir sobre un aumento de la producción que involucre a todo el grupo o si los ministros se reunirán pronto para discutir sus políticas.
A las 0634 GMT, el crudo Brent de Londres LCOc1 retrocedía US$1,5 a US$113,54 el barril, más de US$6 a la baja desde el máximo que tocó el 24 de febrero a US$119,79 su máximo histórico desde el 2008, cuando tocó los US$147,5.
Separadamente el martes, el ministro de Petróleo de Qatar, Mohammed Saleh Al-Sada, dijo que los "inventarios y la producción de crudo están en un nivel global aceptable".
Sada dijo que los países de la OPEP y los que no integran el grupo intervendrían para compensar por cualquier pérdida de producción en Libia "en una manera oportuna", pero declinó comentar sobre planes específicos.
El Financial Times reportó el martes que miembros de la OPEP incluyendo a Kuwait, los Emiratos Arabes Unidos y Nigeria tienen planes de aumentar su producción en hasta 300 mil barriles por día en las próximas semanas, citando a funcionarios de la industria.

Por su parte, el crudo estadounidense aceleró un declive hacia US$104 el barril debido a la discusión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para incrementar la producción.

A las 0628 GMT, el crudo estadounidense cedía US$1,67 a US$103,77.