La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) mantuvo el martes su pronóstico de que la demanda de crudo crecerá en 1,4 millones de barriles por día en 2011.

Sin embargo, la OPEP dijo en su reporte que los mayores precios del petróleo podrían tener "un impacto levemente negativo" en el uso de combustible para transporte a nivel global.