Londres. La crisis de deuda de Europa y un repunte del precio del crudo son las principales amenazas para la demanda global de petróleo este año, dijo el viernes la OPEP, que agregó que sigue bombeando por encima de su meta, pese a una caída de la producción iraní.

La demanda internacional de crudo aumentará en 900.000 barriles por día (bpd) este año, dijo el reporte mensual del mercado petrolero de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, sin cambios desde su estimación del mes pasado.

"Aunque los datos económicos de Estados Unidos apuntan a un mejor desempeño, la situación en Europa, con los mayores precios del petróleo, ha resultado en una incertidumbre considerable sobre el futuro de la demanda para lo que resta del año", dijo la OPEP.

El grupo redujo su pronóstico de crecimiento de la demanda petrolera en febrero por el temor a que los problemas económicos en los países desarrollados podrían contrarrestar la demanda de China e India.

La OPEP, fuente de más de un tercio del petróleo global, dijo que el menor ritmo de crecimiento de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) estaba golpeando la demanda y sumando dudas sobre el panorama de expansión del consumo.