La OPEP elevó este martes su pronóstico de suministro de crudo de países fuera del cártel en 2015, en una señal de que la baja de los precios está demorando más de lo previsto en impactar a la producción de esquisto y de otras fuentes rivales.

En un reporte mensual, la Organización de Países Exportadores de Petróleo subió su estimación para el suministro fuera de la OPEP este año en alrededor de 90.000 barriles por día (bpd).

Además, el cártel elevó su estimación para el crecimiento de la demanda mundial de petróleo en 2015 en 90.000 bpd, pero debido al mayor suministro esperado de productores fuera del grupo, la demanda por crudo de la OPEP se mantendría estable, en 29,23 millones de bpd.

"Actualmente se prevé que la producción costa adentro en Estados Unidos a partir de fuentes no convencionales decline marginalmente en la segunda mitad de 2015 y hasta fin de año, mientras que la producción costa afuera estadounidense crecería debido a nuevos proyectos", sostuvo la OPEP.

En su reporte de marzo, la OPEP proyectaba una caída en la producción estadounidense, posiblemente a fines de 2015, debido a que los precios más bajo han reducido la actividad de perforaciones.