Houston. Los expertos advirtieron que el descontento en Libia puede ser señal de un nuevo período de prolongado nerviosismo en el mercado del petróleo, aunque la OPEP ha hecho todo lo posible por calmar los temores por las interrupciones del suministro de Oriente Medio.

"No hay pánico", dijo esta semana el ministro de petróleo de Argelia, Youcef Yousfi, en una conferencia en Houston, atribuyendo la escalada de los precios del petróleo a los especuladores y a la psicología del mercado.

Los ejecutivos de Total SA, Hess Corp y BP Plc coincidieron y aseguraron que no hay escasez de suministros físicos de petróleo.

Pero no todo el mundo ha mantenido la serenidad como los ministros de la OPEP ante los precios del petróleo en su mayor nivel en más de dos años.

El legado de inestabilidad en Oriente Medio se quedaría en el mercado por años, lo que hace difícil mantener un límite máximo para los precios del crudo, dijeron oradores de la conferencia CERAWeek Energy.

"Es una ilusión creer que la producción de crudo de Libia estará cerca de los 1,5 millones de barriles al día en un año a partir de ahora".

"Este es un nuevo riesgo que estará en el mercado en los próximos diez años", dijo Ed Morse, director de investigación de materias primas de CitiGroup.

Los disturbios en el norte de África y Oriente Medio, que se extendieron desde Túnez a Egipto, Bahréin, Yemen y Arabia Saudita, han impulsado los precios del petróleo en Londres y en Nueva York por encima de US$100 el barril en las últimas semanas. El miércoles, el crudo Brent en Londres cotizó por encima de US$115 el barril.

Los combates en Libia han recortado la producción de petróleo del país a 500.000 barriles por día desde los más de 1,5 millones de bpd antes de las protestas generalizadas que estallaron el mes pasado contra el líder libio Muammar Gaddafi, lo que obligó a Arabia Saudita a elevar su producción.

El suministro físico del crudo de Libia, para el que hay poca capacidad adicional en el mundo, tendrá que luchar para volver en línea rápidamente, dijo Morse.

"Es una ilusión creer que la producción de crudo de Libia estará cerca de los 1,5 millones de barriles al día en un año a partir de ahora", añadió, citando los problemas técnicos que surgen usualmente después de interrupciones en el suministro de crudo.

Compradores como India y China, preocupados por las interrupciones del suministro, podrían comenzar a elevar sus inventarios pese a los altos precios, dijo Morse.

El jefe de estrategia y política de BP, Ian Smale, dijo que tratar de predecir un tope para los precios del petróleo bajo el entorno actual es muy difícil, especialmente cuando la demanda sigue en aumento.

"Los mecanismos para proporcionar un piso para los precios del petróleo están absolutamente en su lugar. Los mecanismos para proporcionar un techo a los precios del petróleo son mucho más difíciles de ver", dijo Smale.