Londres. La OPEP recortó este miércoles sus previsiones sobre el crecimiento de la demanda mundial de petróleo este año debido al brote de coronavirus y dijo que podría aplicar aún más ajustes bajistas en sus proyecciones.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) espera que la demanda mundial de crudo suba apenas en 60.000 barriles por día (bpd) en 2020, una reducción de 920.000 bpd respecto a su estimación anterior, de acuerdo a su reporte mensual.

"En vista de los hechos recientes, actualmente los riesgos bajistas superan a los indicadores positivos y sugieren que es posible aplicar más revisiones a la baja en las proyecciones de la demanda petrolera si la situación persiste", indicó el cartel.

La publicación del informe sigue al colapso del 6 de marzo de un pacto de reducción de la producción entre la OPEP y los productores no miembros liderados por Rusia.

La perspectiva de una sobreoferta creciente ha hecho que el petróleo LCOc1 baje un 28% a US$36 por barril desde el 5 de marzo, haciendo perder a los miembros de la OPEP hasta US$500 millones por día.

La OPEP, Rusia y otros productores, un grupo conocido como OPEP+, habían implementado desde el 1 de enero un acuerdo para reducir la producción en 1,7 millones de bpd para apoyar el mercado.

Tres años de cooperación por parte de los productores de la OPEP + terminaron en agresión este viernes después de que Moscú se negó a apoyar recortes de petróleo más profundos para hacer frente al brote de coronavirus. La OPEP respondió eliminando todos los límites de su propia producción.

En febrero, la OPEP entregó en exceso sus recortes, reduciendo el suministro en 546.000 bpd a 27.77 millones de bpd, según fuentes secundarias citadas en el informe de la OPEP, debido a pérdidas involuntarias en Libia y recortes deliberados liderados por Arabia Saudita.

Se espera que esa cifra aumente bruscamente este mes luego del colapso del acuerdo de la OPEP +.