Argel. La OPEP y países aliados están debatiendo la posibilidad de incrementar la producción petrolera en 500.000 barriles por día (bpd) para contrarrestar la caída del suministro de Irán por las sanciones estadounidenses, dijo a Reuters una fuente con conocimiento de las discusiones.

Esto tiene lugar en momentos en que el petróleo alcanzó los US$80 por barril este mes, lo que llevó al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a instar nuevamente a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) a ayuda a reducir los precios.

La OPEP, Rusia y otros aliados sellaron a fines de 2016 un pacto para reducir el suministro, pero luego de meses de recortar por más de lo que el acuerdo exigía, en junio decidieron impulsar la producción volviendo al 100% de cumplimiento.

Eso equivale a un aumento de alrededor de 1 millón de bpd.

Los países de lo que se conoce como OPEP+ se reunirán en Argelia durante el fin de semana para revisar el nivel de cumplimiento de los recortes al bombeo fijados por un acuerdo actualmente vigente.

Las actuales discusiones aún no finalizan, pero significaría que los productores de crudo necesitarían reducir el cumplimiento del pacto por debajo del 100%, dijo la fuente.

Los precios del referencial Brent cayeron más de US$1 ante la noticia de un potencial aumento de la producción, retrocediendo a menos de US$79 por barril.

Los países de lo que se conoce como OPEP+ se reunirán en Argelia durante el fin de semana para revisar el nivel de cumplimiento de los recortes al bombeo fijados por un acuerdo actualmente vigente.

Tres fuentes dijeron a Reuters el viernes que los últimos datos mostraban que la OPEP y sus aliados suministraron en agosto a los mercados mundiales menos crudo que en julio debido a una caída en las exportaciones petroleras de Irán.