Dubái. Arabia Saudita y otros estados de la OPEP junto a países aliados pretenden mantener su pacto global de recortes de suministros de crudo hasta fines del 2018 pero podrían hacer ajustes graduales para abordar cualquier eventual escasez en el mercado, dijo una fuente del Golfo Pérsico cercana a la postura de Riad.

Los productores de petróleo que participan en un acuerdo para reducir la producción están satisfechos con el resultado del compromiso, que se extendería hasta fines del 2018, dijo a Reuters la fuente del Golfo.

El pacto podría extenderse para lograr los objetivos de mantener el equilibrio del mercado petrolero, dijo la fuente, y añadió que, de ser necesario, un eventual incremento de la producción "sería gradual".

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Rusia y otros productores acordaron reducir su producción en cerca de 1,8 millones de barriles por día (bpd) a partir de enero del 2017. Las restricciones han permitido disminuir los enormes inventarios globales e impulsaron los precios en el mercado internacional.

El mercado petrolero está acercándose al equilibrio y los fundamentos están en mejor condición que el año pasado, "pero el grupo no está listo para levantar los controles", sostuvo la fuente.

El mercado petrolero está acercándose al equilibrio y los fundamentos están en mejor condición que el año pasado, "pero el grupo no está listo todavía para levantar por completo los controles" a los suministros, sostuvo la fuente.

Añadió que el mercado se ha visto impulsado por "un temor a escasez" generado por el fuerte declive de la producción de Venezuela y la preocupación en torno al impacto de las sanciones de Estados Unidos a la producción de Irán, en lugar de enfocarse en un ajuste real de suministros.

"Arabia Saudita, la OPEP y países fuera de la OPEP (...) continuarán su cooperación durante este año y más adelante, no es algo temporal, será una cooperación de largo plazo por el bien de la estabilidad del mercado del petróleo", sostuvo la fuente del Golfo.

"No obstante, si se produce alguna escasez, los productores se coordinarán estrechamente y tomarán rápidamente las acciones necesarias. El acuerdo de la OPEP y los países por fuera de la OPEP seguirá en pie. Pero el nivel del recorte podría ajustarse si se produce una escasez de suministros físicos", explicó.

La semana pasada, los ministros de Energía de Arabia Saudita y Rusia dijeron que estaban dispuestos a aliviar los recortes a la producción de crudo para calmar las preocupaciones en torno al nivel de suministros disponibles.

Fuentes dijeron a Reuters la semana pasada que Arabia Saudita y Rusia estaban discutiendo la posibilidad de elevar la producción en alrededor de 1 millón de bpd. La OPEP se reunirá el 22 de junio en Viena.