Astana. Kazajistán espera que los participantes de un pacto destinado a frenar la producción mundial de petróleo estabilicen los precios en el primer trimestre de 2019 y hagan una declaración conjunta el mes próximo "para apoyar el mercado", dijo este miércoles el ministro de Energía, Kanat Bozumbayev.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), liderada por Arabia Saudita, y otros productores importantes como Rusia acordaron este mes comenzar a frenar la producción en enero para reducir el exceso de oferta que ha llevado a los referenciales del crudo a su nivel más bajo en más de un año.

"Todos estos países deben estabilizar la situación con medidas energéticas en enero-febrero-marzo. Los precios deben estabilizarse y entrar en un rango más o menos positivo", dijo Bozumbayev en una rueda de prensa.

Bozumbayev no proporcionó detalles sobre la esperada declaración de enero, pero dijo que había discutido la situación con miembros clave del pacto, entre ellos Arabia Saudita, Rusia, Emiratos Árabes Unidos y con el secretario general de la OPEP, Mohammed Barkindo.

Kazajistán planea reducir su propia producción a 89,5 millones de toneladas el próximo año desde las 90,3 millones de toneladas de este año, debido en parte a paros planificados por mantenimiento en sus tres campos petroleros más grandes -Kashagan, Karachaganak y Tengiz-, dijo Bozumbayev.