Un corredor de materias primas, que predijo correctamente que los precios del maíz se dispararían a más de US$8 por bushel este año, dijo que el mercado alcista del maíz llegó a su fin por ahora tras alcanzar un máximo histórico a US$8,49 por bushel el 10 de agosto.

Chris Manns, copropietario de la correduría de Chicago Traders Group Inc, manifestó que el mercado ha entrado en un período de alta volatilidad al comenzar en las próximas semanas la mayor cosecha de maíz del mundo.

Manns señaló que los precios probablemente ronden el nivel de US$8, con bruscas oscilaciones.

"Veremos descensos de 20 centavos seguidos por repuntes de 20-30 centavos. El mercado alcista podría haber llegado a su fin, pero será un mercado muy volátil", dijo Manns.

En un sondeo de Reuters realizado en enero entre 12 analistas, Manns predijo que los futuros del maíz en la Junta de Comercio de Chicago (CBOT) alcanzaría los US$8,12 a fines de 2012.

El alza del precio, sin embargo, se produjo mucho antes de lo que pronosticó debido a que la peor sequía en medio siglo devastó las plantaciones de maíz y soja en el principal exportador mundial de granos.

Manns fue el único analista sondeado que pronosticó un precio por encima de US$8. Ninguno de los otros vio precios en el nivel de US$6-US$7, nueve de ellos estaban en el rango US$5,25-US$5,90 el bushel, y dos estuvieron en el nivel de US$4-US$4,92.

El mercado de maíz tuvo un tono bajista a principios de año debido a que uno de los inviernos más leves que se hayan registrado en el hemisferio norte dio lugar a un ritmo record de siembra de primavera y estableció el escenario para cosechas extraordinarias.

Después el clima se volvió seco y caluroso cuando los cultivos comenzaban a desarrollarse, y redujeron su potencial de rendimiento.

"Allá por octubre sentimos que se estaba poniendo más seco; (el clima) era muy apacible. A eso le siguió el invierno más templado que quizá se haya registrado, y eso fue el indicio de que podría ser un muy difícil año para los agricultores", dijo Manns.

Manns aconsejó a sus clientes adquirir opciones de compra de maíz de diciembre al precio de ejercicio de US$7 y US$8 por bushel, pagando una prima de apenas 10 a 20 centavos por contrato.

No muchos inversores esperaban que los precios subieran a esos niveles porque los agricultores iban a plantar el área más grande de maíz desde 1937.

"Empezamos a comprar opciones a diciembre de US$8 en enero y febrero, y pagamos alrededor de 10 a 12 centavos de prima. También estuvimos comprando opciones de compra de US$7. A nosotros y nuestros clientes nos fue muy bien", dijo Manns.

"Un contrato tenía entonces un valor de US$500 (por opciones de compra de US$8) y ahora tiene un valor de US$3.150. No nos quedan más opciones de US$7 y nos queda apenas un puñado de las otras", agregó.

Manns, que se negó a decir cuando dinero hizo con sus apuestas, ahora cree que los precios del maíz han pasado su máximo. Pero no piensa que los precios van a desplomarse.

"Ciertamente no quiero vender en el inicio de la cosecha pensando que va a colapsar como en las épocas normales. Mi consejo por ahora es buscar cobertura, buscar cobertura, buscar cobertura", dijo.