Operadores del sector inmobiliario argentino consideran que Punta del Este está “congelada” debido a las restricciones cambiarias impuestas por el gobierno de Cristina Fernández, así como también por la desaceleración de la economía argentina y el acuerdo de intercambios de datos entre los países.

Los operadores se reunieron en la Expo Real Estate Argentina 2012 y el 4º Congreso de Desarrollos e Inversiones Inmobiliarios celebrados esta semana en Buenos Aires.

"Estamos en un escenario complicado. Bajó la participación argentina en Uruguay y los desarrolladores ahora están pensando cómo resuelven lo que ya está siendo llevado a cabo antes que pensando en nuevas posibilidades", señaló Silvano Geler, organizador de la exposición, según el diario El País.

"La gran perjudicada por el cepo cambiario ha sido Punta del Este que está en estos momentos congelada y creo que van a sufrir mucho en esta temporada", aseguró Daniel Mintzer, presidente del grupo G&D Developers. En cambio, el operador vio a Montevideo como un refugio seguro.

Operadores privados estiman que los proyectos edilicios en marcha en Punta del Este alcanzan una inversión total de US$700 millones. Sólo en 2011 la inversión inmobiliaria sobrepasó los 700.000 metros cuadrados, en su mayoría, construidos para el resguardo de capitales de inversores extranjeros.

Según ha dicho el intendente Oscar de los Santos a El Observador, Maldonado necesita, al menos, 350.000 metros cuadrados nuevos cada año para mantener la industria de la construcción que emplea 20.000 personas.