Antofagasta. Los trabajadores de la mina Escondida en Chile, el mayor yacimiento mundial de metal, votarían este jueves la propuesta de la empresa que busca poner fin a dos semanas de huelga, dijo un dirigente sindical.

"Debería votarse hoy (jueves) .... a más tardar" el viernes, ", dijo a periodistas el sindicalista Marcelo Tapia, portavoz del gremio.

Los trabajadores de la mina Escondida en Chile, el mayor yacimiento mundial de cobre, se alistaban este jueves para decidir en asamblea si aceptan una oferta económica final de la compañía para deponer una huelga que cumple dos semanas.

Dirigentes sindicales de la mina chilena, que aporta el 7% de la oferta global de cobre, adelantaron que la oferta de la compañía no satisface las expectativas, aunque recalcaron que serán las bases las que se pronunciaran sobre la propuesta.

"El ánimo (de los trabajadores) está tranquilo. Sería difícil poder visualizar ahora si quieren aprobar o rechazar (la oferta). Eso tendrá que determinarse en la asamblea", dijo a Reuters el dirigente gremial Salomon Alcaíno.

El sindicalista explicó que estudian realizar la eventual votación de forma simultánea en la mina y en Antofagasta, a unos 170 kilómetros al noroeste de la faena.

La protesta en la minera se ha transformado en uno de los factores de presión al alza en el precio del metal, en medio de temores por la falta de suministro, y ha obligado a la empresa a declarar fuerza mayor para sus envíos de concentrado.

Escondida, controlada por BHP Billiton, ya habría dejado de producir unas 42.000 toneladas de cobre por los 14 días de paralización, lo que equivale a unos US$420 millones.

En la víspera, Escondida se negó a elevar el monto de un bono que exigen los trabajadores, y les ratificó que mantiene su propuesta de pagar un bono por unos US$5.700 el 25 de agosto.

Esta oferta había sido rechazada anteriormente por los trabajadores.

Sin embargo, fuentes sindicales han dicho que la protesta ya muestra signos de desgaste, en medio de una creciente demanda en las bases por una rápida solución, lo que podría llevarlos a aprobarla en esta ocasión.

Junto con ratificar su última oferta, la empresa aseguró que tomará todas las acciones necesarias para reanudar las operaciones y garantizar el derecho al trabajo.

Diferencia en bono. El diálogo entre Escondida y su sindicato se entrampó en la víspera por las diferencias en el monto del bono, que no está contemplado en el contrato colectivo.

Los operarios disminuyeron sus aspiraciones de bonos a unos US$8.800 desde los US$11.000 originales, en lo que estimaron una muestra de flexibilidad para negociar.

Para el sindicato, que agrupa a 2.375 operarios, la compañía debe realizar un mejor reparto de sus elevados ingresos a nivel global.

Cubrir la oferta económica que demandan los trabajadores le costaría a la firma unos US$20 millones, menos de la mitad de un día de producción en el enorme yacimiento.

La propuesta de la empresa equivale a unos US$13,5 millones.

La paralización revivió los temores de un contagio a otros yacimientos en Chile, según el presidente de la estatal Codelco, la mayor minera mundial de cobre, Diego Hernández. No obstante, el Consejo Minero de Chile, que agrupa a los grandes yacimientos privados, dijo que no ve ese riesgo.

Varios sindicatos ya habían descartado estar planeando acciones similares a Escondida.