La ventana de oportunidad para una gran consolidación en el sector siderúrgico de Brasil ya pasó y ahora los grandes grupos buscan otras estrategias de crecimiento, dijo este martes el presidente de Usiminas, Wilson Brumer.

El ejecutivo dijo que "no hay muchas más ventanas de oportunidad (para grandes compras en el sector). Sumar una más una para que dé dos no tiene sentido. Tiene que dar tres".

Analistas del mercado evalúan las posibilidades de una eventual unión de las operaciones de Usiminas con otras grandes siderúrgicas del país.

Durante el Foro de Reuters sobre Inversión en América Latina, Brumer dijo que su meta es elevar la ganancia antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones (EBITDA) de Usiminas a 8.000 millones de reales en el 2015, con un margen para el sector siderúrgico del 20 por ciento.