La Organización Panamericana de la Salud (OPS) recomendó a Paraguay intensificar cuidados ante el ingreso de nuevos tipos de transgénicos. Aclara que no hay evidencia de que los alimentos genéticamente modificados produzcan daños a la salud.

Según indica el portal IpParaguay, el pedido fue realizado por el representante del organismo sanitario regional, Rubén Figueroa, quien recomendó que los sistemas de vigilancia del país estén alertas ante el comportamiento de enfermedades en las regiones donde se usan semillas genéticamente modificadas.

Dijo que las técnicas de vigilancia requieren capacitación del personal del Ministerio de Salud y no precisan de una gran inversión para el efecto.

“No hay ninguna evidencia científica de que los alimentos genéticamente modificados produzcan algún daño a la salud humana”, recordó el representante de la OPS, aclarando que esta posición “no ha variado”.

No obstante, dejó en claro de que se desconoce lo que pueda pasar con la salud de las personas que residen en departamentos y localidades donde se cultivan los rubros transgénicos.

Manifestó que los testimonios de las personas que dicen haber sido afectadas en las zonas de influencia de los transgénicos deben ser considerados, pero no como “evidencia científica”.

“El tema es determinar cuál es la causa cierta: si es la semilla, o si es alguno de los otros factores que están rodeando a esa actividad económica”, manifestó.

El gobierno anunció su plan de producir sus propias semillas de algodón transgénico, a fin de evitar la dependencia de las multinacionales.

En agosto, el presidente Federico Franco autorizó el uso de semillas de dos variedades de algodón genéticamente modificados.