Singapur. El oro al contado tocó un récord el jueves por tercera sesión consecutiva, negociándose a más de US$1.355 la onza, apuntalado por un dólar débil y luego de que Vietnam dijo que podría permitir importaciones de oro si los precios seguían subiendo.

El oro al contado alcanzó un máximo histórico a US$1.355,55 la onza, aunque posteriormente retrocedía a US$1.353,90 a las 03:46 GMT.

Los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en diciembre también tocaron un récord, a US$1.356 la onza, antes de retroceder ligeramente a US$1.354,9.

El banco central de Vietnam dijo el jueves que considerará otorgar permisos para importar oro si los precios en el mercado doméstico subían "excesivamente alto".

"La gente se va a focalizar en el hecho de que el mercado físico asiático estará ajustado. La última vez que Vietnam abrió la puerta a importaciones de oro, el oro subió US$20. En términos de porcentajes, podría traducirse en US$30 hoy", dijo un operador con base en Singapur.

La debilidad del dólar ha estado alimentando el repunte del oro, que ganó un 7% respecto al mes pasado, mientras la incertidumbre económica y especulaciones sobre más relajación monetaria por parte de los bancos centrales llevó a los inversores hacia el oro como alternativa de inversión.

"Para fin de año, lo más posible es que US$1.400 la onza no sea un objetivo difícil", dijo Dick Poon, jefe de metales preciosos de Heraeus en Hong Kong.

"Pero hay resistencia en el nivel de los US$1.350 dólares, y podría haber una consolidación que empujaría una baja de US$20 a US$30. Pero sigo pensando en una tendencia alcista", agregó.

En tanto, la plata al contado tocó un nuevo máximo en 30 años al negociarse a US$23,36 la onza.