El oro se negociaba estable el martes en torno a su récord en casi cuatro semanas, apoyado en el nerviosismo de los inversores por la carrera europea para evitar un incumplimiento de pagos de la deuda griega, aunque un repunte de las acciones y del petróleo atenuaba las alzas.

* Un reporte del Wall Street Journal, de que Alemania podría hacer concesiones en los esfuerzos para armar un rescate de Grecia, favorecía al euro e impulsaba a las acciones y los metales básicos a expensas de refugios seguros como el oro y los bonos.

* El oro al contado alcanzó un récord intradiario de US$1.540,36, máximo desde el 4 de mayo, antes de ceder a US$1.536,70 la onza a las 1000 GMT, una caída marginal de 0,08%.

* Los futuros del oro para junio ganaban el 0,1% a US$1.537,50.

* Aún así, el metal acumula una caída de 1,7% en lo que va de mayo, oscilando algo debajo del récord histórico de unos US$1.575 alcanzado previamente en el mes, y si bien se ha beneficiado del nerviosismo de los inversores por Grecia, ha tenido dificultades para mantener las ganancias.

* "Tenemos los problemas de las deudas de Grecia y Estados Unidos, todo impulsa (al oro), pero ¿qué hará que el oro vuelva a los máximos de este año? ¿Puede lograrlo sólo por el renovado interés, o necesita algún impacto grande?", dijo un analista de Mitsubishi, Matthew Turner.

* "Hemos visto un inicio del año brillante, (pero) la economía global se ha desacelerado bastante rápido, en parte por Japón pero también por una desaceleración en China y en Estados Unidos (...) la pregunta es si la economía puede recuperarse por sí misma o si empeorará, o habrá más medidas de estímulo", agregó.

* La plata subía 1,4% a US$38,56 la onza tras una caída de más de 20% en mayo, el mayor declive mensual desde agosto del 2008, luego de registrar un récord de US$49,51 en abril.

* El platino ascendía 1,1% a US$1.816,49 la onza.

* El paladio subía 1,8% a US$768,97 la onza.