Londres. El oro subía casi un 1% el viernes, tras caer más temprano, ya que datos de empleos más débiles de lo esperado en Estados Unidos alentaron temores acerca de que la recuperación en la mayor economía del mundo estaba enfrentando problemas para ganar fuerza.

* El oro al contado subió a un nuevo máximo de dos semanas de US$1.545,30 la onza y operaba a US$1.543,49 la onza a las 1318 GMT, contra US$1.531,85 el jueves en Nueva York.

* Los futuros de oro estadounidenses para agosto caían US$12,70, a US$1.543,30.

* La economía de Estados Unidos creó en junio la menor cantidad de empleos en nueve meses, alejando las expectativas de que la recuperación esté ganando fuerza.

* Las nóminas no-agrícolas subieron en solo 18.000 puestos, la menor lectura desde septiembre, dijo el Departamento del Trabajo el viernes, muy por debajo de las expectativas de los economistas de una creación de 90.000 empleos.

* Las preocupaciones por la salud financiera de algunas economías de la zona euro, como Grecia y Portugal, y la discusión respecto a extender el límite de la deuda estadounidense redujeron el apetito por el riesgo en los mercados financieros esta semana, lo que apuntala al oro.

* Los países europeos prometerán ayudar a los bancos que no aprueben las pruebas de tensión si esas entidades no logran recaudar capital nuevo en un plazo de seis meses, dijo el borrador de un documento de la Unión Europea (UE).

* El euro caía fuertemente por el débil dato de empleos en Estados Unidos, aunque luego recortaba pérdidas.

* La plata tocó un máximo de cuatro semanas de 36,81 dólares la onza y operaba en US$36,71, frente a US$36,41 del jueves.

* El platino se transaba en US$1.741 la onza, contra US$1.739,85 de la sesión anterior.

* El paladio cotizaba en US$773,22 la onza, respecto a US$781,55 del jueves.