Londres. Los precios del oro descendían hacia los US$1.670 la onza este viernes, haciendo una pausa en su mayor repunte semanal desde fines de febrero, después de unos datos del crecimiento chino que resultaron más flojos de lo previsto.

Estos indicadores dieron impulso al dólar y redujeron el apetito por activos considerados como de mayor riesgo.

El oro al contado caía 0,2% a US$1.671,20 la onza a las 09:12 GMT.

Los futuros del oro estadounidense para junio caían US$8,0 la onza a US$1.672,60.

El metal todavía se dirige a cerrar la semana con una alza del 2,5% debido a unos datos débiles del empleo estadounidense del viernes pasado que agitaron las expectativas de que la Reserva Federal (Fed) dispondrá nuevas medidas de estímulo.

La política monetaria ultraflexible de Estados Unidos ha sido un factor determinante que impulsó al oro al récord el año pasado.

No obstante, una recuperación del dólar este viernes restaba aire a la escalada del metal.

En la firma Sharps Pixley, su presidente ejecutivo, Ross Norman, dijo que "hubo una continua fortaleza del dólar y creo que eso será una historia constante a lo largo del año".

"La demanda de inversión sigue bastante robusta pero la fortaleza del dólar en un año electoral probablemente continúe pesando sobre las alzas de los precios del oro", agregó.

El dólar ascendía un 0,3% contra el euro después de los datos de China.

Un reporte que se dio a conocer este viernes mostró que la economía china creció a su ritmo más débil en casi tres años en el primer trimestre, con un descenso de la tasa de expansión anual a 8,1% desde 8,9% en los tres meses anteriores.

La plata caía el 0,2% a US$32,26 la onza.

El platino bajaba 0,5% a US$1.589,94 la onza.

El paladio perdía el 0,2% a US$647,20 la onza.