Londres. El oro se desplomaba a un mínimo en dos semanas este viernes por una disminución de las preocupaciones por la liquidez en el mercado, tras una acción conjunta de los bancos centrales para ofrecer dólares.

Pero el fuerte interés de los compradores en el mercado físico de Asia ayudaba a sostener el valor del metal precioso.

El oro al contado marcó US$1.761,94 la onza troy, un mínimo desde el 26 de agosto.

A las 0945 GMT se negociaba a US$1.776,40 comparado con los US$1.788,64 al cierre del jueves en Nueva York.

El oro inició su declive cuando los principales bancos centrales actuaron en forma coordinada para aliviar las restricciones de liquidez el jueves, lo que generó un cauto optimismo de que los funcionarios anuncien nuevas medidas para resolver las dificultades financieras.

"El anuncio de ayer (jueves) sacó algo de tensión del mercado", dijo De Wet.

Los bancos estadounidenses han sido reticentes a prestar dólares a sus contrapartes en Europa debido a la crisis de la deuda.

"El oro ha repuntado bien desde los mínimos de esta mañana, vimos compras bastante decentes desde Asia (...) En el último par de semanas, siempre que el oro cayó debajo de US$1.800, vimos buenas compras, especialmente en Shanghái", indicó De Wet.

La plata al contado caía a US$39,77 la onza desde los US$39,83 el jueves.

El paladio subía a US$733,25 desde los US$720,75.

El platino avanzaba a US$1.798 desde los US$1.781,38 de la pasada jornada.