Londres. El oro cayó por tercera sesión este miércoles, moviéndose una vez más junto a los activos de riesgo, debido a que nerviosos inversores vendieron sus posiciones por la falta de progreso en las negociaciones para resolver la crisis de deuda en Europa.

La incierta perspectiva económica en Estados Unidos también afectó al metal precioso.

El oro al contado cayó un 0,9%, a US$1.642,99 la onza al cierre de la jornada.

Los futuros de oro estadounidenses para diciembre cerraron con baja de US$5,80, a US$1.647 la onza.

El oro siguió el descenso en Wall Street después de que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, dijo que había un estancamiento en las negociaciones sobre los métodos para incrementar el poder de fuego del fondo de rescate de la región.

La rebaja en la calificación de la deuda española por parte de la agencia Moody's también afectó al lingote.

El panorama de la economía estadounidense fue más oscuro en septiembre, lo que generó más cautela entre los inversionistas sobre el gasto y la acumulación de inventarios antes de la temporada de ventas navideñas, dijo este miércoles la Reserva Federal.

Las conclusiones del Libro Beige de la Reserva Federal de Estados Unidos alentaron una decepción general en los mercados, lo que arrastró a la baja al oro, las acciones y las materias primas.

Los inversores de oro aguardan ahora los posibles detalles sobre los planes para contener la crisis de deuda europea durante una cumbre de líderes europeos el domingo.

La plata cayó 3% a US$31,06 la onza.

El paladio perdió un 2,8%, a US$600,68.

El platino declinó un 1,1%, a US$1.510,74.