Londres/Singapur. El oro caía este miércoles en línea con los metales industriales y las acciones ante las preocupaciones sobre el crecimiento económico global y la amenaza de Irán, que dijo que frenaría el flujo del petróleo en el Estrecho de Ormuz si le aplicaban más sanciones.

* Los últimos datos de Estados Unidos enviaron señales mixtas sobre la salud de la mayor economía del mundo. Una mejora del mercado laboral elevó la confianza del consumidor al máximo en ocho meses en diciembre, pero la persistencia de la debilidad de los precios de las viviendas sigue siendo un obstáculo para una recuperación de la actividad.

* El oro al contado cedía 0,5% a US$1.585,70 la onza a las 0933 GMT, en camino a la tercera sesión seguida de pérdidas.

* La amenaza iraní puso a las acciones globales a la defensiva, al tiempo que los metales industriales retrocedían en una jornada de volumen reducido por los festivos de fin de año.

* "El oro sigue correlacionado en forma estrecha con los mercados de acciones pero además la aversión al riesgo no está en los niveles que vimos a inicios de agosto, cuando el oro se despegó de todo lo demás y se cotizaba a la par del dólar", dijo un analista de VTB Capital, Andrey Kryuchenkov.

* Si bien el oro tradicionalmente tiene un atractivo de refugio seguro, la crisis de la deuda de la zona euro amenaza a la economía global, causando una falta de liquidez en los mercados y obligando a los inversores a abandonar posiciones en oro para cubrir pérdidas en otros rubros.